Two Minute Teaching

[ver abajo para español]

St. Francis Parish has had a rich history in serving the poor. World War I proved to be no exception, especially in serving the poor of Europe after the war ended. The nations of Europe were in ruins after the war. For these countries which had produced many immigrants to the United States, Pope Benedict XV asked for help.

Archbishop Messmer called for a meeting at St. Francis which became the center of efforts to aid Europe after the war. The parish hall would become the center in the state of Wisconsin for the collection of clothing and funds for European relief. In St. Francis Parish, a house-to-house collection was made for clothing and money. In December, a specific collection was taken for suffering children in Europe. From the parish hall, shipments of clothing were made to Europe for distribution. The first shipment of 50 bales of clothing took place in November of 1919. Each bale contained 200 pieces of clothing.

This continued until the end of 1922. 39 shipments were made to Europe which amounted to over 5,000 bales, barrels and boxes weighing over 430,000 pounds. A total of over $58,000 was collected which in present-day money comes to $900,000.

Español:

La Parroquia de San Francisco ha tenido una historia rica en servir a los pobres. La Primera Guerra Mundial no fue una excepción, especialmente en servir a los pobres de Europa después del final de la guerra. Las naciones de Europa estaban en ruinas después de la guerra. Para estos países que había producido a muchos inmigrantes a los Estados Unidos, el Papa Benedicto Quince pidió ayuda.

El Arzobispo Messmer dirigió una reunión en San Francisco que se hizo el centro de los esfuerzos para ayudar a Europa después de la guerra. En el estado de Wisconsin, el salón parroquial se hizo el centro para la colecta de ropa y fondos para el alivio europeo. En la Parroquia de San Francisco, se hizo una colecta de cada hogar para ropa y dinero. En diciembre, una colecta específica se tomó por los niños sufridos en Europa. Del salón parroquial, los envíos de ropa se hicieron a Europa para distribución. El primer envío de cincuenta fardos de ropa pasó en noviembre del 1919. Cada fardo contenía doscientas piezas de ropa.

Esto continuó hasta el final del 1922. Treinta y nueve envíos se hicieron a Europa que ascendió a más de cinco mil fardos, barriles y cajas con un peso de más de cuatrocientos treinta mil libras. Un total de más de cincuenta y ocho mil dólares se colectaron que en el dinero de hoy en día sería novecientos mil dólares.